viernes, mayo 25, 2007

A Tribute to Joni Mitchell [2007]

Para Descargar El Disco Has Click Sobre El Titulo Del Post

Hace ya ocho años, Joni Mitchell decidió alejarse (al parecer, definitivamente) del negocio discográfico. Todo un gesto de quien hizo de la libertad artística un emblema y no un eslogan. Desde siempre, esta cantautora canadiense que encontró su consagración en San Francisco, en plena explosión del flower power, tomó la factura de un disco como algo mucho más complejo y serio que la de presentar una decena de canciones. Es que Mitchell compone, canta, hace los coros, la producción, define el concepto del álbum y hasta la gráfica de las tapas. Hace todo ella misma. Y, una vez que lo logró, deshace la fórmula e intenta una nueva modalidad de trabajo, que se refleja tanto en el estilo como en la instrumentación. No en vano pasó del folk al jazz y a la música cargada de teclados que caracterizó los años 80.

A los 63 años (nació como Roberta Joan Anderson el 7 de noviembre de 1943), Mitchell es un referente de la canción. Nada es casual en su obra, y ninguna etiqueta la pudo detener en una fórmula determinada, y ningún género le es ajeno. Ella se mueve con soltura en el folk, el rock, el pop, el jazz, y nada de lo que sucede en sus discos se debe a una situación del azar. Basta nombrar algunos músicos que participan en sus discos como para comprobar la ductilidad y la calidad de sus composiciones: Crosby, Stills & Nash, Neil Young, Jaco Pastorius, Wayne Shorter y Charles Mingus son algunos de ellos. Y, por supuesto, tiene clásicos inevitables como Blue , For the Roses o Mingus . Y, siempre, la canción como protagonista central; como el medio a través del cual contar una buena historia de manera muy personal y hasta con algún tinte autobiográfico.

Pero que Mitchell se haya cansado del negocio musical no quiere decir que sus admiradores ya no la escuchen. Por supuesto, muchos de ellos son músicos y, algunos, notables. En estos días llegó a las bateas A Tribute to Joni Mitchell , un álbum que, más allá de ser un recurso más del negocio discográfico, ofrece un panorama verdaderamente amplio de la ductilidad de la homenajeada, porque están presentes figuras del pop, del rock, del jazz y del folk.

Y hay nombres de primera línea: Björk, Elvis Costello, k.d. lang, Annie Lennox, Prince, James Taylor, Caetano Veloso, Cassandra Wilson. Rockeros, melodistas, estrellas pop, nuevas voces del jazz. Todo es posible dentro del influjo de una obra que no puede enjaularse bajo un solo rótulo. Y lo mejor es que, con variados resultados, por supuesto, cada uno hace suya cada una de las canciones que aquí se interpretan, sin que ellas pierdan los gestos particulares que Mitchell imprimía, sobre todo, en las líneas melódicas. Incluso puede resultar una buena introducción para los más jóvenes, que muy posiblemente no conocen la obra de la canadiense y pueden encontrar aquí un incentivo para acercarse a una creadora diferente.

Gracias a Daniel por la Info !

1 comentario:

jesusrabas dijo...

MUCHAS GRACIAS por el disco, pero el link ya no funciona, ¿podrias tomarte la molestia de resubirlo por favor?